Archivo de la categoría: Revista Internet

El portazo iraní

Con la que está cayendo en Irán, que al parecer se pasa al resto de países por el turbante de los Ayatolás, haré un poco de autopromoción para incluir la historia que publicamos el pasado viernes (http://www.larazon.es/noticia/iran-cierra-las-puertas-a-la-ue). El gobierno islámico dio un portazo a la UE y no dejó entrar a una delegación de eurodiputados. Además, parece ser que los iraníes están tan asustados por la campaña de represión de Ahmadineyad que no se atreven a reunirse con los europeos. Barroso me contraprogramó anunciando el reparto de comisarios el viernes, así que seguiré con el tema mañana y pasado, buscando ver, o sugerir, si los eurodiputados van a preguntar sobre ello a la nueva jefa de la diplomacia, Catherine Ashton, e indagando qué piensa la propia Ashton sobre el portazo y qué pasos piensa dar. Seguiremos informando…

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Revista Internet

Ser de un club en el que no me acepten

Hasta el masoquismo tiene sus límites (o sus palabras de seguridad) y a uno no le hace mucha gracia formar parte de un grupo de amigos en que le tiren todo el día de las orejas. Por eso, la decisión del ministro de Industria, Miguel Sebastián, de abandonar Greenpeace por darle palos por los pasos que da, sobre todo hacia el abrazo nuclear, no nos sorprendería como incrédulos lectores.

No obstante, dando un par de segundos más a la gimnasia neuronal, la reacción de todo un ministro de España de 52 años se parece más a una rabieta de niño pequeño. O ni eso, porque seguro que ninguno abandonamos nuestro grupo de amigos cuando se reían de nuestras deportivas. ¿Qué esperaba Sebastián que hiciese Greenpeace? Si gran parte de la ciudadanía no apoya la decisión de prolongar la vida de Garoña, aún menos lo hará la madre de todas las organizaciones ecologistas. ¿Es que el ministro no es capaz de tolera un debate de ideas con aquellos que se oponen a sus propuestas? ¿Ha saltado el pensamiento único de las gradas de estadios y barras de bar a los ministerios? Bueno, la verdad es que incluso en los campos de fútbol se permiten disidencias discutiendo las alineaciones.

En fin, que el bueno del ministro llamó como ciudadano raso (ver Links) para darse de baja por estar en desacuerdo con la estrategia de descalificación permanente de la ONG con el Ministerio de Industria. Hubiera sido más honesto por su parte decir que “llevo muy mal las críticas”, porque las descalificaciones tenían el calibre de decir que el ministro defiende “una energía sucia y contaminante”.

Como puede que haya abierto un camino que igual otros deberíamos seguir, yo ya me he dado de baja de la revista Glamour por haber criticado la ropa de todo un gentleman como yo.

1 comentario

Archivado bajo Revista Internet

El profeta verde

No hay religión digna de consideración que no cuente con una buena legión de mártires. Y la del cambio climático ya puede decir que también luce algunos seguidores apaleados. A pesar de que son mayoría los que creen que estamos gratinando el planeta como una bandeja de canelones, y los menos los que están del lado del primo de Rajoy, todavía algunos miembros del clan también pasan por el foso de los leones.

Tim Nicholson trabajaba como responsable de los temas de sostenibilidad en una compañía británica. Pero ser un guerrero verde cuando la sensibilidad medioambiental de tus jefes es la misma que la de un minero del siglo XIX no puede prometer nada bueno. El colmo para Nicholson fue cuando el capo de su empresa ordenó a un empleado volar a Irlanda para recoger una BlackBerry que se había olvidado. Así que sus jefes, al ver la escasa voluntad de Nicholson, decidieron pasarle por la guillotina (ver Links).

Nicholson, que se toma sus desvelos por el calentamiento global tan en serio como las clases de catequesis de la primera comunión, decidió llevar el caso a los jueces para pedir amparo por discriminación religiosa. Y el Tribunal británico falló la semana pasada que “la creencia filosófica en el cambio climático” merece la misma protección que el que lee a Jesús o sigue a Mahoma, y puede demandar a la compañía. En este calvario que se está convirtiendo el camino hacia la cumbre de Copenhague de diciembre para relanzar la lucha contra las emisiones, a falta de buenos profetas, al menos tenemos al primer santificado por la mano de la justicia.

Deja un comentario

Archivado bajo Revista Internet

Batallas de playmobil 2.0

No hay batallas como las que uno preparaba sobre la alfombra de su habitación con los playmobil. Y recuerdo que las más cruentas sucedían cuando se enfrentaban las dos embarcaciones más poderosas de mi flota: el barco pirata y el barco pescador. Los corsarios con sus cañones (que casi había que manejar con pinzas) y los pescadores, echando imaginación, con pescados radiactivos y redes superesistentes.

Pues bien, el destino, niño celoso al que le falta imaginación, ha querido copiar mis batallas y reproduce desde hace meses estas escaramuzas frente a las costas de Somalia entre los piratas de las costas de aquel país y los atuneros de numerosos puertos, como los españoles. Pero en estos combates ya no sirve la imaginación para proteger a los pescadores, por muy radiactivos que sean los peces y muy resistentes que sean las redes. Así que el Gobierno, tirando de pragmatismo, ha decidido autorizar que los pescadores lleven armas de guerra a bordo (Ver links). Los cañones que podrán llevar los atuneros no serán como aquellos que manejábamos con las uñas para disparar y harán mucho más ruido que las pistolas para ahuyentar a los piratas. De todas formas, dada la habilidad que han demostrado en algunas ocasiones los corsarios africanos, sería suficiente con repartir algunas pistolas de pistones. Que se lo digan a los militares de un buque de guerra francés, que se quedaron ojopláticos cuando una zodiac con cuatro despistados piratas les intentó abordar una noche. Puede que estos valientes cortos de vista  pensaran que, como en las batallas de playmobil, la imaginación es el arma más poderosa y contaran con algún pescado radiactivo en la recámara…

Deja un comentario

Archivado bajo Revista Internet

Contra la hipocresía

A Vargas Llosa no hace falta glosarle. Así que aquí va su tribuna de ayer en ‘El País’,  donde pone un poco de perspectiva en un debate en el que hasta ahora lo único que había era hipocresía y testosterona. De vez en cuando conviene seguir usando el cerebro para que continúe siendo el segundo órgano más importante de nuestros cuerpos masculinos (Allen dixit).

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Desafueros/libido/elpepiopi/20091018elpepiopi_11/Tes

Deja un comentario

Archivado bajo Revista Internet

Los efectos del alcohol

Los nombres se los lleva el viento. A pocos (apuesto a que ni al 0,000004% de los españoles) les sonará el nombre Shoichi Nakagawa. No, no es el creador en la sombra de Shin-Chan, tampoco el autor de un comic manga de culto. Este hombre es el antiguo ministro de Finanzas de Japón quien, y ahora seguro que ya le pondrán cara (o video de youtube), apareció en una rueda de prensa del G7 después de haber regado una copiosa comida con varios vasos (litros?) de sake. La cosa es que Nakagawa apareció delante de las cámaras con un pedo de esos que sólo se ven en las mañanas de año nuevo, cuando se acude a desayunar tras el genocidio neuronal de la salvaje celebración. El hombre dimitió en Febrero, pero los japoneses, como los niños en el patio de colegio, deben de ser muy crueles porque la resaca mediática que ha tenido que arrastrar el antiguo ministro ha sido tal que ha aparecido muerto en su apartamento (ver Links). Si a eso se le suma perder unas elecciones por primera vez en 60 años (en Japón el mismo partido ha calentado la silla de poder desde la Segunda Guerra Mundial), a uno no le queda más que dejar una nota diciendo “he salido por la ventana”, como el personaje de una de las películas de Woody Allen. Un brindis por Nakagawa.

Deja un comentario

Archivado bajo Revista Internet

Los efectos mortales de la crisis

El tema es lo suficientemente serio como para abstenerse de glosarlo con algún comentario colorido. Así que iremos a los datos: 23 personas se han suicidado en un año y medio en Francia. Lo que tienen en común, y puede ser causa de que hayan decidido terminar con su vida, no es que coman baguettes con mantequilla, sino que todos son empleados de France Telecom. Los sindicatos aseguran que el estrés asociado a la reestructuración de la compañía es la causa de tal sangría dentro de la compañía. Ahora, por fin, ha caído uno de los responsables de la empresa, aunque sólo sea metafóricamente hablando (ver Links). No es cuestión de echar más cadáveres sobre la acera.

2 comentarios

Archivado bajo Revista Internet