Margaritas en el vertedero

Las historias, cuanto más sencillas, más impactan. Y, si además, guardan lugar para la sorpresa, descubriéndonos el lado siniestro de un héroe callejero o el personaje heroico de un sistema con muchos colmillos y poco corazón, pueden ser una lección que nos acompañe en el petate como un revulsivo del que tirar en las horas más bajas.

Este reportaje que publicó El País ayer cuenta una de estas historias, en las que a pesar de la brutalidad y catetismo del sistema franquista, también había lugar para la reflexión, como margaritas en medio de un vertedero. Para algunos puede que Sanz Briz sólo actuara porque tenía el viento a favor, pero en realidad el viento siempre sopla en contra cuando se quieren cambiar las cosas. Más bien puede que su juventud, sus creencias cristianas o su contagio con otros diplomáticos le empujaran a dar pasos que le dejaron cada vez la garganta más cerca de la cuchilla, pero que seis décadas después nos sirven para probar que incluso en el horror de las dictaduras a veces sorprenden matices.

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Excelencia/ocurre/Auschwitz/elpepusocdmg/20100321elpdmgrep_1/Tes

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s